Tres microrrelatos de Pedro Juan Vallejo

Por Pedro Juan Vallejo

Héroe

«Siempre supe que mi papá tenía superpoderes», se dijo Martín, luego de mirar por la hendidura de una puerta y ver los pies de su padre colgando en el aire.

El circo

El payaso abrió la puerta del camerino y encontró una nota en el espejo: «La sonrisa es pintada».

Destino

En el espejo encontró el rostro de su padre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s