El modelo Uber nos hace más pobres a todos

La uberización de la economía se ha impuesto a lo largo y ancho del mundo como una peligrosa regla de la que es difícil escapar y se consolida como la punta de lanza del neoliberalismo al rededor del mundo y una de las formas más desarrolladas de la denominada economía naranja. Consiste en modelos empresariales que se lucran de conectar a dos partes, supuestamente independientes, una que ofrece un servicio y otra que lo demanda, sin asumir ninguna responsabilidad como intermediario, sin realizar ninguna inversión y, sobre todo, sin pagar ninguna carga tributaria o laboral. El modelo Uber opera hoy en mercados diversos, desde el de prestar servicio público de transporte individual como Uber, Cabify o DiDi, hasta el de servicios de entregas a domicilio –delivery– como el de Rappi o Uber Eats.

Las recientes movilizaciones de taxistas resistiéndose a Uber y las de los propios rappitenderos, son una seña innegable de que los efectos negativos en la economía de estos modelos empresariales no afectan solo a la competencia, como muchas veces intentan hacer creer, sino a los propios colaboradores, nombre que le dan a sus trabajadores precarizados, y en general a toda la economía de los países donde operan. En el título lo propongo con claridad: el modelo Uber nos hace más pobres a todos y ahora trataré de explicar por qué lo creo.

En primer lugar el modelo está basado en la irresponsabilidad en materia laboral de las empresas, quienes desnaturalizan la relación que tienen con sus colaboradores (o Socios conductores, como los llama Uber) para evitar asumir las cargas laborales que, por regla general, implican el ejercicio de una actividad económica que requiere de mano de obra para poder desarrollarse. El modelo predica la independencia de sus trabajadores bajo la excusa de que la actividad que la plataforma ejerce no es la de prestar un servicio determinado sino la de, exclusivamente, conectar a partes independientes. Sin embargo la independencia de los trabajadores es poco creíble: tanto Uber como Rappi penalizan a sus trabajadores por no aceptar las órdenes de servicio enviadas desde la plataforma y obligan a que todos aquellos que busquen su sustento en una aplicación deban permanecer activos durante jornadas superiores a las 8 horas diarias y aceptar todas las órdenes dadas por la empresa, si aquello no es subordinación nada más lo será.

Si bien parece una salida a la desesperada situación de desempleo en Colombia, las condiciones de este empleo son tan precarias que no pueden llamarse trabajo. Los trabajadores se ven empobrecidos, de un lado, porque deben compartir sus pobres ganancias con la multinacional que los emplea y de otro, porque en la medida en que la uberización de la economía avanza, la conquista de derechos laborales retrocede. No hay ningún conductor de Uber que hoy tenga derecho a prestaciones sociales mínimas, vacaciones, primas o liquidación al finalizar su contrato con la empresa. Habrá que decir que, con toda la precariedad que hay hoy en el servicio público de taxis en Colombia, casi la totalidad de los taxistas son beneficiarios de estos derechos y los dueños de los vehículos están obligados a pagarlos para poder operar. La comparación es similar en el mercado de los domicilios: Uber eats y Rappi no pagan un solo centavo de derechos laborales a sus trabajadores, mientras que, en la mayoría de los grandes comercios que aún tienen mensajeros y en otros modelos como el de Domicilios.com, los trabajadores sí gozan de estos derechos.

Fotografía: Angélica Moreno Quintero.

El argumento con el que muchos defienden todavía a los modelos de Uberización es el de la innovación y el de la libre competencia. Dicen: “hay que permitir la libre competencia en aras de que los usuarios tengan mayores y mejores alternativas y que el mercado se regule”. Sin embargo no se puede perder de vista que el modelo en sí mismo limita la libre competencia, pues compite en condiciones de deslealtad con otros operadores del mercado. Libertad de competencia sería aceptar que tanto Uber como el servicio de taxis compitan en igualdad de condiciones; pero mientras uno de los dos deba cumplir con todas las leyes colombianas y el otro no se someta a esas mismas reglas, habrá un desequilibrio abusivo limitante de la libertad de competencia.

La respuesta que se suele dar a esta desigualdad en la competencia es la de liberar el mercado de forma tal que todos puedan ejercer sus actividades económicas sin el control del Estado, sin embargo esto nos enfrenta a problemas aún mayores. Pensemos en el caso del servicio de transporte individual de pasajeros: liberarlo significaría remover todas las regulaciones que hoy en día tiene el servicio de taxis y, además, permitir que cualquiera con un vehículo pueda prestar servicio de trasporte de pasajeros, con o sin aplicación; aparecen allí por lo menos dos problemas severos: primero, el de la imposibilidad de regular las tarifas para los usuarios –que, de paso lo comento, es una de las arbitrariedades más fuertes a las que se someten los usuarios de plataformas con tarifa dinámica, como Uber– y segundo, el del crecimiento descontrolado de la congestión vehicular, con todos sus efectos: el aumento de vehículos particulares que ocupan la malla vial de las ciudades durante más de 8 horas diarias trae consigo el mayor desgaste de las vías, el aumento en los tiempos de desplazamiento dentro de la ciudad y mayores tasas de contaminación ambiental.

De manera indirecta todos terminaríamos pagando lo que hoy deben pagar quienes prestan de manera regular dicho servicio. Eliminar las regulaciones es transferir a todos los ciudadanos, vía impuestos, las cargas que, en principio, deberían asumir las empresas que se lucran de ejercer esas actividades económicas. Hoy esas cargas se equilibran con el cupo que limita el número de vehículos de servicio público y con mayores impuestos de rodamiento.

Pero es más triste la manera directa en la que todos terminamos subsidiando a multinacionales como Uber. En marzo del año pasado el Gerente de Uber afirmó que en Colombia tenían alrededor de 83.000 socios conductores; haciendo el ejercicio conservador de suponer que el número no ha aumentado y que de estos son activos solo la mitad de ellos (41.500), que realizan en promedio 20 carreras diarias y que el promedio de estas carreras es de solo 3 dolares, todas cifras bastante muy por debajo de lo que afirma el propio gerente de Uber, estamos hablando de un negocio de 2.5 millones de dólares diarios, de los cuales la empresa cobra el 25%, es decir, 622.500 dólares diarios. Para obtener esos más de 600 mil dólares al día, que salen del país y nunca más regresan, la empresa no realizó ninguna inversión sustancial. Lo que significa una fuga de capitales abrumadora.

Es decir, cada día los colombianos somos 600 mil dólares más pobres solo con Uber y sin contar con todas las demás empresas que funcionan bajo el mismo modelo; los trabajadores se ven amenazados por modelos que de un tajo eliminan todos los derechos laborales conseguidos durante siglos de lucha y todos los ciudadanos, usuarios o no, nos vemos amenazados a terminar subsidiando de manera directa e indirecta a multinacionales que no dejan ninguna riqueza en el país.

Esta semana un taxista que me hacía una cuenta similar a la que hago me decía “somos un país riquísimo, tanto que llevan saqueándonos 500 años y todavía no se acaba”, justo ayer fue 20 de julio y recuerdo que esa misma sensación fue la que movió a los próceres de la independencia: la independencia es ante todo económica y pasa porque nos liberemos de aquellos pocos que se enriquecen con la pobreza de todos los demás.

12 comentarios sobre “El modelo Uber nos hace más pobres a todos

  1. Esto ocurre porque: -El Estado lo convirtieron en un instrumento para hacer negocios, no para ayudar a la gente como sería en un Estado Social de Derecho. -Hacerle creer a las gentes que pueden ser empresarios, “Free Lance” , que no es más que un nuevo concepto de esclavitud. -Toda dependencia empieza con una dependencia económica, hoy un joven se gradua con 100 millones de deuda… Y un largo etc.

    Le gusta a 1 persona

    1. Suscribo su opinión. Agrego cosas como que quien podría regular el abuso de estas plataformas de manera contundente es el Ministerio TIC, limitando la conectividad de aquellas aplicaciones que incumplan las leyes en Colombia, sin embargo la ministra Sylvia Constaín es una exempleada de Facebook y Apple, sus intereses no son los de los colombianos sino, en cambio, los de las grandes plataformas de las comunicaciones. Hoy el Estado se pone de lado de la parte fuerte de la ecuación y promociona la idea de que hay que ser emprendedores y resolver de manera individual lo que es responsabilidad del Estado.

      Me gusta

  2. Sin uber esos 2 millones de dolares diarios no se producirían, no creo que seamos 600mil dolares más pobres todos los días como usted lo afirma, más bien y usando sus números 41mil personas se reparten al día 2.5 millones de dólares que sin uber no existirían, se llama creación de riqueza y se produce por consecuencia directa del trabajo de alguien, del desarrollador de uber al tener la idea, ponerla en práctica y mantenerla (servidores, mantenimientos, etc.. por que me da la impresión que usted piensa que eso es soplar y ya) y del conductor que transporta al pasajero.

    Bajo las reglas actuales de contratación que si que fomentan la informalidad sería imposible regularizar esos trabajadores, o los jornaleros de los campos, es más que necesario pensar en la contratación por horas o por jornal, pero como para el biempensantismo cualquier cosa que hable de flexibilizar el rígido contrato laboral es un pecado mortal, entonces pues ni modo, sigámonos quejando de uber mientras soñamos que no vivimos en un estado de bienestar por falta de voluntad política y no de plata.

    Me gusta

    1. Le agradezco su comentario. Creo que falla su ecuación en un sentido, esos 2,5 millones de dólares pertenecían a un segmento regular de la economía y las utilidades que generaban se quedaban todas en Colombia. Hay que recordar que el mercado del transporte es inelástico, por eso no es verdad que produzca riqueza. Entiendo perfectamente que Uber tiene unos costos de funcionamiento, que no niego, sin embargo las inversiones que realiza esa empresa no se realizan en Colombia, por lo que todas sus utilidades en el país son extraídas sin invertir un solo centavo aquí, entonces, al contrario, lo que exportamos es fuerza de trabajo a son de nada. Pero incluso podemos ir más allá, Uber lleva unos cinco años funcionando a pérdida, sin embargo sus acciones en el mercado bursátil internacional siguen subiendo producto de la especulación financiera, ni siquiera son plataformas que generen riqueza real en el planeta, sino solamente riqueza especulativa. Un saludo y nuevamente agradezco que tenga la amabilidad de contradecirme en términos cordiales y respetuosos, espero haber sido respetuoso con usted también.

      Me gusta

      1. El mercado del transporte no es inelástico, no hay ningún mercado inlelástico, por que la población crece y decrece durante todo el año, el año pasado y antepasado por ejemplo Bogotá tuvo récord de turistas (muchísimos de ellos extranjeros, en promedio 1 millón y medio por año), así que el año pasado la ciudad tuvo 1 millón de personas más dejando dinero, no recite ese libreto viejo y roído, el proteccionismo y las regulaciones excesivas solo traen atraso y un estado cada día más grande y caro de mantener. y así no le quepa en ese libreto, lo de uber y cabify y pickup son modos de producción, así no tengan lineas de ensamble. hay gente comiendo, viviendo y pagando universidades con uber. y ni taxis libres y ni ninguno de los dueños de los taxis se ha declarado en quiebra, se les acabó el negocio de los cupos, y están viendo amenazado su monopolio.

        y la culpa de la falta de seguridad social en los trabajos y del 70% de informalidad (70%! ,acá solo una pequeña minoría goza de esas prestaciones que ud añora para los de uber y rappi, y así ha sido siempre, no es algo de hoy) son las anacrónicas y rígidas reglas de contratación., es dificil contratar y dar trabajo cuando se va más del 40% adicional del sueldo del empleado pagando parafiscales, cuando no existe la figura del medio tiempo ni la figura de contratación por horas. eso solo fomenta que se contrate menos gente o que se contrate por debajo de cuerda. y sin contar los impuestos a las ganancias renta IVA y demás.

        Me gusta

      2. La plata no se invierte aquí??
        Pregunto cuando se ha invertido la plata aquí???, Todo este dinero que genera Uber que ud dice se lo estarían robando todos los corruptos de cuello blanco hijos de puta.

        Me gusta

  3. Ustedes tienen puntos de vista que son aceptables y otros no. Yo quiero saber si el columnista alguna vez tenido empresa en este país, es muy fácil decir que otro tipos de formatos quiebran a la gente, pero cuando usted tiene negocio y busca empleados, se dará cuenta que el 80% de esos empleados aunque tengan prestaciones y beneficios no trabajan como usted quiere y siempre estarán inconformes, si no es porque se incapacitan, es porque invierten mucho tiempo con el celular o llegan tarde o no le ponen actitud al trabajo. Yo estuve en empresas en dónde nos consentían como nunca y los famosos sindicalistas acabaron con ese tipo de empresarios. Los trabajadores siempre quieren más por menos y los empresarios quieren sacar renta de su inversión o idea.
    Las nuevas tendencias van a entrar y lo que mejor debemos hacer es adaptarnos, aprender, capacitarnos. Yo le pregunto usted ya sabe que ahora para competir en este mundo cambiante debemos aprender a pensar exponencialmente. Pues yo tengo 59 años y ya estoy en esa tarea, porque cambio o el cambio me cambia.

    Me gusta

  4. Yo creo que toda esa plata (algo más 600 mil dólares) según sus cuentas ( y que estoy de acuerdo) no se va toda del país, con toda esta corrupción de políticos, para mi, por lo menos 400 mil dólares les dan a estos corruptos, y quedan en sus arcas, y por tal motivo estás plataformas siguen funcionando en nuestro país, si esto no fuera así, hace rato, hubieran bloqueado esas app. Lastimosamente nos toca trabajar con esto, y regalar nuestro trabajo, por que no hay que más hacer. En este momento llegan a bloquear esas app, les aseguro que más de uno entramos a engrosar la población que aguanta hambre.

    Me gusta

  5. Con todo respeto el escritor de este artículo no tiene ni idea de cómo se labora en el sector del transporte individual de servicio de taxi en Bogotá, soy taxista hace 18 años y hasta hoy 23 de Julio de 2019,ningún propietario, menos empresas de taxis nos pagan seguridad social, menos prestaciones sociales a que tiene derecho cualquier empleado, si vamos a ver, LA UBERIZACION dela que habla el escritor del artículo la comenzó hace más de 30 años las empresas de taxi que sólo son vinculadorasde vehículos, más no prestadoras del servicio, como deberían ser para hacerseecargo de toda la operación y los gastos operativos de la misma, incluyendo prestaciones sociales, está ley que inventó las empresas de taxi, solo ha servido para que ellas se lucren insesantemente y abusen aumentando el valor de los cupos cada vez que lo desean. Le recomiendo al escritor que antes de escribir se informe mejor. LAS EMPRESAS DE LOS TAXIS Y LAS ADMINISTRADORAS DE LOS MISMOS SON LOS QUE SE HAN LUCRADO A COSTILLAS DE LOS CONDUCTORES que trabajamos por un diario

    Me gusta

  6. Estamos jodidos por todo lado, queremos todo fácil y si no es así pues a quejarnos, uber para bien de algunos y mal de otros ha generado ingresos significativos para muchas familias colombianas y en el mercado cuando unos ganan pues otros pierden además se crea una diversificación y más opciones tan así que los srs de los taxis han tenido que cambiar su forma de trabajar ya son más amables, quedo probado en el paro que hicieron solo unos cuantos pararon e hicieron bulla y otro tanto salió a trabajar porque al final de todo con o sin prestaciones si no trabajamos pues nos jodemos

    Me gusta

  7. es triste lo que voy a escribir pero todo lo que tan elaboradamente se redacto en este articulo, para poder resumir que el estado y dueños de las grandes flotas de transporte son las que estan perdiendo 600 millones, y obvio no van a eliminar impuestos o seguros a los taxi por que de allí también sacan tajada.

    Me gusta

  8. Don Alejandro buen día.
    Todo punto de vista en este tema que nos compete a todos es necesario, me parece lógica su consideración. También la de Ricardo y la de Emilio.

    Yo estuve “trabajando” en Uber y otras plataformas desde hace unos cinco años, a raíz de la falta de trabajo, ví una oportunidad llamativa y de hecho me gustó, sin embargo lo que no me gustó fue que todo ese tiempo estuve sin aportar a pensión (cosa cada vez más lejana), sin seguro, y con gastos imprevistos que tuve que cubrir (cuando tuve carro propio) cómo robo de espejos, pinchazos, golpes de bicicletas, motos y otros vehículos, arreglos de suspensión, en general de las “ganancias” tuve que descontar lo anterior y descontar gasolina y cambios de aceite que debían ser cada mes y medio, y no olvidemos partes por D12 y otros… a hoy veo que no crecí solo sobreviví. Ahora hay que sumar la competencia de más apps, por lo cual tarifas más bajas y menos servicios.

    Conclusión… Debemos adaptarnos y entender que este tipo de “trabajos” son COMPLEMENTARIOS o TEMPORALES, y que en ningún caso deben ser de tiempo completo, porque quedamos expuestos y sin garantías para los que tenemos familia.

    Por otro lado este tema es voluntario, nadie nos obligó a hacer parte de estas apps, lo que si quiere decir es que esa necesidad de un ingreso es aprovechada por este tipo de empresas y también por el estado..al hacerse el de la vista gorda ya que ellos reciben dinero por dos frentes, por debajo de la mesa y por la DIAN al cobrar IVA a las apps las cuales la trasladan a los conductores en este caso.

    Deseo que todos tengamos un trabajo de cualquier tipo, pero con garantías. Para todos, campesinos, citadinos, artistas, etc…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s