Aforismos del abandono

¿Ha creado Dios otros mundos? ¿Qué ha sido de ellos? ¿Cuántos mundos ha dejado a un lado después de crearlos? ¿Ya habrá abandonado este?

 “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”, en una simple lectura esta frase da la sensación de total desconsuelo; abandonado el hijo de Dios, ¿qué esperanza puede haber para el resto del mundo?

¿Sienten los árboles el abandono? ¿No parecieran abandonadas esas semillas que han caído al suelo y esperan germinar?

Quizás los seres más sensibles al abandono sean los perros, por eso, en contrapartida, un perro nunca te abandona.

La mirada reclamante de los perros abandonados.

¡La dulce, enigmática y triste estética de los edificios en ruinas!

Sentirse abandonado es señal de que se es dependiente. Quien es independiente no experimenta abandonos. De ahí que para responder la pregunta: ¿Qué tan independiente eres? Habría que pensar en cómo se responde cuando te dejan a solas.

El abandonado, además de la sensación de sentirse echado a un lado, experimenta un agravio. Siente que es olvidado con intención, el olvido genera desamparo y esa intención hipotética genera indignación y rabia.

El sentimiento de ser abandonado es un signo de la tendencia natural a ser gregario, a depender corrientemente de los otros. Si no tuviésemos esa tendencia a ser gregarios, no experimentaríamos el abandono.

Abandonar la familia, los amigos, las costumbres y las responsabilidades e irse a otra ciudad, otro país, y hacerse otros amigos, otras costumbres… ¿Qué tipo de ser extraordinario se arriesgaría a hacer esto sin protestar?

Para convivir en armonía con los demás con frecuencia abandonamos una parte de nuestra individualidad. El espíritu de la masa es el abandono de sí.

Abandonar creencias con frecuencia, más que una señal de inconstancia podría constituir una señal de progreso, una sana prevención contra el dogmatismo, contra el estancamiento.

Habría que abandonar con cierta regularidad algún proyecto para no sentirse esclavo de los propios anhelos.

El placer de algunos viajes radica en abandonar, en cierto modo, el lugar que se habita.

Existe cierto placer en abandonar algunas amistades ya rancias y reemplazarlas por nuevas que refrescan esa parte del espíritu que se dedica a la amistad.

En el amor, la traición constituye un abandono de la pareja que renueva el interés por el amor mismo…

Pareciera que al abandonar a alguien, también dejásemos de lado a una parte de nosotros que nutría esa persona.

Generalmente se entiende la madurez como un proceso de quemar etapas, como abandonar progresivamente las edades anteriores. A medida que se atraviesa cada período se está únicamente con esa sola época de la vida, en vez de integrarlas y ser a veces niño, a veces adolescente, o a veces joven, mientras se es adulto. Así se deja atrás la infancia, la pubertad, la adolescencia, la juventud y la adultez hasta llegar solo a la vejez. Por eso a medida que envejecen algunas personas se van quedando todavía más solas; además de los otros que dejan de frecuentarlas, ellas también se han ido abandonando a sí mismas a lo largo de sus vidas.  

A menudo se confunde la soledad con un abandono. Dices que te sientes solitario y en ocasiones ese alguien a quien se lo confiesas busca brindarte una compañía casi asistencialista porque piensa que tu soledad es producto de un abandono. Son distintos en realidad. Sí puede haber soledad producto del abandono, pero también hay una soledad que es producto de una elección propia, de una decisión. Y, por otra parte, no todo abandono tiene como consecuencia la soledad: se puede abandonar a alguien en una multitud, también se puede abandonar a alguien sin dejarlo físicamente, dejarlo a su suerte.

El solitario le da la espalda al mundo; el abandonado siente que el universo entero le ha dado la espalda a él.

¿Cómo suena el abandono? Como una canción que más que acabarse, se va…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s