Yuval Noah Harari: ‘Los políticos irresponsables minaron la confianza pública en la ciencia’

Traducción: Margarita Uribe

Entrevista realizada por el medio británico Channel 4 News. para verla en video siga el siguiente link https://youtu.be/toEjjAQzjvQ

Hablamos con el historiador y filósofo Yuval Noah Harari, cuyo libro, Sapiens: A Brief History of Humankind, abarca la totalidad de la historia humana y explora lo poco que realmente sabemos acerca de nosotros mismos.

Krishnan Guru-Murthy le preguntó cómo la pandemia está cambiando nuestras sociedades y democracias.

YNH: La pandemia nos obliga a tomar muchas nuevas decisiones. La historia se está acelerando, procesos que usualmente tardan años o incluso décadas están tomando ahora un par de días. Si miro mi propia universidad, ellos han estado hablando por 20 años de poner algunos cursos en línea y no ha sucedido. Ahora, en una semana han puesto toda la universidad, todos los cursos en línea, ¡en una semana! Y cuando la crisis termine no es como si volviéramos atrás, al lugar donde comenzamos, será igual en muchas diferentes áreas, en economía, en el sistema político. No puedo predecir cuál de todos estos experimentos tendrá éxito y cuál será el resultado lo importante es hacer que las personas se den cuenta de que en casi todos los campos tenemos opciones, no está predeterminado.

Krishnan Guru-Murthy: Quiero decir, lo que podemos ver en todo el mundo son los poderes del estado, los poderes de vigilancia para rastrear dónde están yendo las personas.

YNH: Es un peligro porque puede sobrevenir otra crisis con cuarentena y los gobiernos dirán ante una segunda ola de coronavirus, que necesitamos estar preparados, podría ser ébola o el resfriado común… por qué no proteger a la gente de eso también, con este nuevo sistema de vigilancia. Así que la tendencia podría ser prolongar indefinidamente con lo cual el coronavirus sería una línea divisoria en la historia de la vigilancia, el momento en el que los sistemas masivos de vigilancia son establecidos tanto en las democracias que hasta ahora los rechazaban y también es el momento en que la vigilancia será parte de los gobiernos no solo interesados en a dónde vamos y con quien nos encontramos sino también en lo que pasa dentro de nuestros cuerpos, la temperatura corporal, la presión sanguínea, el estado de salud… pero debemos ir un paso más allá, necesitamos darnos cuenta de que no es verdad que la única manera de detener la epidemia es a través de algún sistema totalitario de vigilancia y control. Tenemos alternativas: podemos ir hacia la vigilancia totalitaria o podemos ir hacia el empoderamiento ciudadano dando una buena educación científica, dando información exacta y confiando en que hagan lo correcto: podrían ponerse cámaras en los baños para vigilar que la gente se lave las manos con agua y jabón o podría enseñarse esta práctica y confiar en que la gente lo hará porque entiende que ella mata los virus que causan enfermedades. Podemos decidir cuál método es más eficiente.

Krishnan Guru-Murthy: Pero podemos decidir cuando no hay realmente un control, quiero decir, ¿podemos confiar realmente en nosotros? Puede que confíes en una mayoría, pero cuando estás lidiando con un virus si una minoría significativa no acepta medidas voluntarias, el virus simplemente continúa vivo…

YNH: No estoy contra la supervisión, ciertamente necesitamos dirección sobre esto, no debemos caer en el pensamiento de que mantener vigilada a la ignorante población es la única manera de hacerlo. Es muy ineficiente, si la mayoría de la gente, o aún una minoría, no cumple, es muy difícil obligarla a hacerlo. En cualquier caso, podría confiarse en una población educada y bien formada. El gran problema es que en los últimos años políticos irresponsables han minado la confianza del público en la ciencia, en los expertos, en la información que reciben de las autoridades y de los medios y ahora nos persiguen porque en estos momentos de crisis necesitamos ese tipo de confianza.

Krishnan Guru-Murthy: En este momento de crisis necesitamos este tipo de confianza, pero lo que también estamos viendo es un fracaso de la cooperación internacional, entonces, ¿cómo ves el equilibrio entre los líderes populistas y la globalización?

YNH: Necesitamos la cooperación global más que nunca antes para intercambiar información, para estar seguros de que producimos globalmente equipamiento suficiente: máscaras, paquetes de test y respiradores y sobre todo, necesitamos un esfuerzo global para mejorar e incrementar la producción y necesitamos distribuir el material equitativamente, no que los países ricos monopolicen todo el material, necesitamos que el material vaya a los países que más podamos. Podemos cooperar de muchas otras maneras, por ejemplo, enviando personal de ayuda médica de un país a otro; por supuesto, necesitamos cooperación a nivel económico, tener un plan económico global, especialmente de Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, para los países pobres que de alguna manera se complicarán, pero cuando esta crisis afecte a África, Asia del Sur, América del Sur, a menos que hagamos un plan económico global, países enteros podrían colapsar y lo que estamos viendo ahora es que no existe tal cooperación. Insisto, este es el precio por el aumento del populismo xenófobo. En los últimos años, cuando más necesitamos cooperación global, ves que no hay un liderazgo global de Estados Unidos, que fungió de líder global durante la epidemia de Ébola de 2014 y durante la crisis económica de 2008, aplicó su trabajo como líder global. Es muy claro para el mundo que Estados Unidos ya no es el líder del mundo, que se preocupa únicamente por sí mismo, este país no tiene amigos solo intereses. Incluso si Estados Unidos de repente tiene una revelación y decide reasumir su rol de líder global, lo cual no está sucediendo aún pero tal vez en el futuro, el nivel de confianza en la administración actual de los Estados Unidos es tan bajo que, nadie lo seguiría, a nadie le gustaría seguir a un líder cuyo lema es “Yo primero”.

Krishnan Guru-Murthy: ¿qué pasa con la democracia misma? Dicen que las normas democráticas suspendieron las elecciones, pospusieron todo esto. Cuando la gente, una gran cantidad de personas tienen una visión bastante tenue de los políticos, en ese caso ¿qué tan seguros podemos estar de que cuando esto termine querremos restablecer esas normas democráticas?

Una vez más, sería una decisión que no está predeterminada. Por un lado, esta clase de crisis podría acelerar el proceso de colapso de la democracia y el ascenso de los hombres fuertes autoritarios, la gente entra en pánico y la crisis económica, la amenaza biológica de una epidemia hace que añoren un líder fuerte que pueda protegerlos. Puede irse en esta dirección o en la opuesta: que la gente se dé cuenta a causa de la crisis, de la importancia de tener un sistema de solidaridad nacional. Los últimos años condujeron a la crisis de la democracia. Los políticos en muchos países, EU es el mejor ejemplo, abandonaron la idea de solidaridad nacional e intencionalmente dividieron la sociedad en campos hostiles presentándose ellos mismo como líderes de un campo y presentando al otro no como legítimos rivales sino como peligrosos traidores, siendo esto su garantía hacia el poder. En una situación normal tal vez uno puede dirigir un país, incluso Estados Unidos con el apoyo de solo la mitad de la población, pero no puedes hacerlo en una crisis como esta. En el presente, en Estados Unidos hay un campo que dice lo que diga el presidente, incluso si dice que el sol sale por el occidente y se oculta por el oriente, ellos le creen. Pero, tenemos la otra mitad, que si él dice 1+1=2, duda de esto sólo porque él lo dijo y ahora él quiere que todo el mundo siga la misma pauta porque para vencer la epidemia no puedes tener solo al 50% de la población, necesitas el 100%.

Margarita Uribe, quien ha traducido este texto, es historiadora de la Universidad Nacional de Colombia, Magister en Estética de la misma universidad, Magister en Estudios literarios y culturales de la Universidad Autónoma de Barcelona y Doctora, de la misma universidad, en Teoría Literaria y Literatura Comparada. Actualmente se desempeña como Docente Universitaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s