Días como el resto

Hay vidas que se apagan en silencio,
finales sin testigos
y despedidas que no buscan consuelo.

Hay días que se repiten sin que pase nada: hoy, por ejemplo.
Y pronto llegan las palabras que creen que lo pueden resumir todo.

Sin que lo notemos
muere algo sin nombre:

Un viejo deja de respirar y en la mañana los pájaros cantan;
una mujer cae en la tina y afuera el tráfico se desliza al ritmo de un reloj triste.
Los amantes del piso de abajo se abandonan y al tiempo un gato que pasea por los tejados decide no volver a casa.

Así, simplemente, y sin que lo notemos la vida ha cambiado.

“Simplemente” es una palabra insípida que se pasea por todas las explicaciones, simplemente se cree que puede resumir todo lo que en la vida duele y con el descaro de quien ya no siente nos dice:

Los días no son lo mismo, sin testigos ni revuelo la vida se muda a otras direcciones hasta que un día, simplemente, también son abandonadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s