La que no fue: siguiendo los hilos de la historia

Impresiones y reflexiones en torno a La que no fue, obra de Umbral teatro.

Por Sara Tatiana Quintero

Rastrear la historia es nadar en dirección contraria a un río que insiste turbulento en llegar, desembocar, morir en el mar, en el olvido. Rastrear la historia es desafiar el mutismo, emerger inútilmente de arena movediza, memoria moldeada por un barro húmedo aún, barro sangre, rojo suelo caminado por las nadie que engendran por deber y mueren por capricho. ¿Capricho de quién? El tiempo las sepulta y las carcome.

La que no fue rastrea, desafía. Pasamos los telones negros que hacen de puerta y encontramos los percheros, un perchero para cada una donde levitan las prendas de la memoria: vestidos, uniformes, pelucas, maquillaje, un bolso, un espejo. ¿Ser todo eso, o representarlo? Ellas no encarnan un papel, no crean un personaje: sus vidas, sus historias, sus raíces son el componente de esta obra. Qué difícil ha de ser hablar de sí misma, rememorar la madre, la abuela y traerlas aquí, con sus gestos, sus caprichos y matices. Es una obra que expone, que desnuda: quién fue abusada, quién se excitó en el fuego del alcohol, quién enfermó de amor, habitó la soledad.

El manual de la buena esposa: ¿ser o no ser? Algunas fueron, otras bailaron al compás de la desesperación, pero al final todas engendran rebeldía. Cinco historias, quince voces, para que la hija y la nieta del mañana transformen la sangre en vasija y se beban los rayos del sol.

Nota. La imagen fue tomada del archivo de umbralteatro.co. Créditos a quien corresponda.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s