El metro de Medellín

El niño, que llegó tarde, le dijo a la madre: «necesito hacer el Metro de Medellín para mañana». «¿Cómo? Si todavía no lo han inaugurado», preguntó ella. Buscaron una imagen ilustrativa. La encontraron en el directorio telefónico. Toda la noche dibujaron vagones en cartulina, les hicieron llantas, puertas, ventanas. Colorearon, recortaron, pegaron y el niño se durmió… La madre se acostó a las tres de la mañana. Madrugaron a la escuela. La madre llevó la maqueta, como si la estudiante fuera ella. Sin embargo, al verla llegar la maestra le dijo: «qué tan lindo, pero era el metro, el de los centímetros».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s